Filtrar Mostrando 6 productos

Sin duda, uno de los mejores inventos para jugadores ocasionales.

Existen 3 motivos por los que las pelotas de pádel dejan de ser útiles:

  • Humedad: jugar con la pista mojada es sinónimo de palas que ya pueden ir a la basura. No hay milagro ni secador que las salve si se mojan lo suficiente.
  • Juego: si le das caña a las bolas de pádel, poco a poco van perdiendo aire y dejarán de ser útiles en unos partidos.
  • Tiempo: este posiblemente es el más desconocido. Se suele hablar de que unas pelotas de pádel pueden durar 4 partidos sin problemas. Lo que no te cuentan es que si entre partido y partido pasan muchos días, las bolas también se deshinchan. Para evitar que pierdan presión mientras están en desuso existen los botes presurizadores, que lo único que hacen es mantenerlas al vacío y a una buena temperatura. De esta forma, cuando las saques, se encontrarán en el mismo estado que cuando las dejaste.

Qué son los botes presurizadores?

Pues lo que te decíamos, con una apariencia similar a un bote de pelotas de pádel o tenis, estos botes te ayudan a mantener la presión de la bola intacta hasta que la vueltas a usar.

Son productos muy baratos (alrededor de 20€) y eso hace que los amortices en muy poco tiempo de uso.

Para quién son recomendables?

No lo compres si juegas cada día ya que no hacen milagros. En cambio, si eres de los que juegan una vez por semana o cada 10 días, esto te va a hacer ahorrar una buena pasta!

Funcionan de verdad?

Sí! No van a hinchar una pelota que ya no es útil, pero si que van a mantener con vida las que tienes, en el mismo estado que las guardaste. Si buscas un milagro esto no es para ti, pero si entiendes qué tipo de producto es y para qué sirve, no podrás vivir sin ellos.

Cada vez se pueden ver más a menudo en las pistas de pádel.